El Fracaso de las instituciones en Venezuela


Hugo Chávez recibió el sí. En el referendo llevado a cabo el día de ayer en Venezuela, Chávez obtuvo la aprobación de un 54.36% de votos. Con ello, tiene el camino libre para reelegirse como mandatario venezolano por un tercer período consecutivo en el 2012 (y aún después de eso). Ello significa en última instancia, la debilidad y el fracaso de las instituciones en la democracia venezolana.

Aún el hecho de que la autorización para su reelección se haya realizado a través de un referendo “democrático”; cuando este atenta contra los principios básicos de una democracia y sus instituciones, se convierte en un acto antidemocrático (no debemos olvidar que una democracia va mucho más allá que el simple hecho de ejercer el voto).

Lastimosamente el surgimiento de éste tipo de “caudillos” es algo frecuente en países latinoamericanos que cuentan con altos niveles de pobreza y baja escolaridad en su población (ojo: Guatemala cuenta con éstas características), los cuales son manipulados con promesas demagógicas insostenibles en el largo plazo.

No están exentos de responsabilidad, también, las élites económicas que en momentos de “liberalización de los mercados” durante la década de los noventas, capturaron el mercado e hicieron grandes negocios privados, menoscabando con ello la posibilidad de desarrollo de una gran mayoría y generando resentimiento entre diversos estratos de la población.

Todo ello ha generado las condiciones propicias para el surgimiento de liderazgos y movimientos de éste tipo, los cuales se consolidan basándose en un discurso de confrontación, menoscabando la unidad en la sociedad y polarizando los puntos de vista sobre la misma. Lo cual nos lleva al momento presente.

Éste fenómeno ha logrado expandirse, en años recientes, a lo largo de varios países latinoamericanos, cuyas instituciones y sociedad han ido fragmentándose lentamente, exacerbadas con discursos populistas y con el saqueo de los recursos estatales para la compra de votos a través del paternalismo estatal.

Resulta interesante que en estos momentos de crisis institucional, son los grupos de jóvenes estudiantiles (generalmente los grupos más “revolucionarios” de la sociedad) quienes se han convertido en el mayor foco de oposición al gobierno de Chávez.

Sin embargo esta oposición aún se encuentra dispersa y sin el liderazgo necesario para hacer un contrapeso a la política chavista (a ello se suma el hecho de que Chávez cuenta con los recursos del Estado para manipular y movilizar a una masa significativa de la población a votar en su favor). En espera de las elecciones del 2012, se verá cual es la capacidad de la oposición de reagruparse y jugar a la democracia para derrotar a su oponente antidemocrático.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s