La crisis de la política económica nacional


Como mencioné en el post anterior, la mayor amenaza para Guatemala se encuentra en la economía real y particularmente me llamó la atención la considerable (y preocupante) caída en las importaciones al país (y sus implicaciones para la recaudación tributaria):

expimp

Las exportaciones por el momento han logrado un cierto grado de estabilidad, sin embargo debemos estar claros que la tendencia económica a la baja viene desde mediados del 2008 (incluyendo el índice mensual de Actividad Económica, las remesas, el turismo, entre otros factores de impotancia) por lo que no puede existir excusa por parte del gobierno para no haber tomado en cuenta el impacto que ésta caída tendría sobre la recaudación fiscal para el 2009.

Ante ello, Me permito realizar un recuento de algunas de las últimas acciones desesperadas que ha tomado el gobierno en materia fiscal los días pasados para lidiar con el déficit presupuestario y enfrentarse a la crisis económica:

1. Recorte presupuestario de funcionamiento estatal en 3 mil millones.
2. Reforma fiscal que implica un aumento de impuestos gradual.
3. Emisión de bonos de deuda interna.

Lejos de ser medidas anti-cíclicas, éstas medidas tienen toda la característica de ser pro-cíclicas y su inoperancia le está costando a la economía nacional un estancamiento de mayor prolongación.

Al respecto veo muy poco factible el cumplimiento del primer punto, y en todo caso el ahorro que pueda darse no creo que sea lo suficientemente significativo para equilibrar las necesidades financieras.

El meollo del asunto con los puntos 2 y 3, es que significarán un gran desgaste político para el gobierno. El impulsar ésta agenda por el Congreso se ve poco factible y de lograrse, implicará importantes concesiones a otros partidos que limitarán considerablemente el accionar de las medidas gubernamentarles para enfrentar la crisis a través del gasto público.

En todo caso ello ha puesto en evidencia la poca capacidad estatal de respuesta ante las crisis, el increible dogmatismo de conservatismo fiscal que predomina en la élite política y económica y el grave costo que implican las enormes trabas que existen para la emisión de los bonos del tesoro.

No veo como el partido oficial pueda salir adelante intacto de la doble crisis que enfrenta (económica y seguridad).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s