El Congreso ante la crisis política


Hasta el momento, varios columnistas han coincidido en que la crisis parece tener dos dimensiones, una jurídica (referente al procedimiento que debe seguirse por la vía institucional ante las graves acusaciones planteadas) y una política (referente a la crisis de legitimidad del estado y el posible aprovechamiento que puede darse de ella por ciertos grupos).

Muchos también coindicen que esa parte política únicamente contribuye al debilitamiento institucional y por ello debemos enfocar el caso únicamente desde la parte jurídica.

Personalmente creo que no podemos ignorar que existe una importante dimensión política en el caso y si bien esta puede ser nociva para el sistema democrático, también puede ser un elemento que contribuya a reestablecer el fragil desequilibrio en el que nos encontramos.

En el ámbito jurídico, parece ser que la única institución que goza de la credibilidad suficiente para investigar las acusaciones realizadas por el difunto abogado Rosenberg es la CICIG.

Sin embargo, desde el ámbito político considero que el Congreso de la República puede ser un actor clave que, apesar de adolecer tradicionalmente de una falta de credibilidad, se encuentra en el momento de actuar y salir al rescate institucional.

El Congreso de la República es el único contrapeso real al poder del Ejecutivo que existe en nuestro sistema (El Organismo Judicial ha demostrado su fracaso como tercer poder), y una de sus principales funciones establecida en la Constitución es la de actuar como ente fiscalizador.

En otros países, cuando históricamente han existido acusaciones de seria gravedad en contra de altos funcionarios de la rama ejecutiva, el Congreso o Asamblea respectivo ha establecido una comisión especial de investigación que facilite el esclarecimiento de las acusaciones que se hacen sobre estas personas.

Guatemala no debe ser la excepción.
Hasta el momento, la diputada Montenegro ha sido la única que ha propuesto un mecanismo de tal naturaleza, pero su propuesta parece no haber tenido eco. Sin embargo, una importante parte de la ciudadanía parece reconocer el papel de importancia que el Congreso debe jugar en este momento y mediante sus mas de 30 mil firmas le están exigiendo accionar para garantizar la transparencia y agilizar las investigaciones del caso, así como fortalecer el sistema de justicia, para que pueda responder a las demandas planteadas por la ciudadanía.

A este respecto, cabe mencionar que el día de hoy se acordó dar luz verde a la aprobación de la Ley de Comisiones de Postulación (ver inicitiva de ley aquí)

El lograr la aprobación de ésta iniciativa no es un fin en si mismo, es un mecanismo que nos otorga a nosotros los ciudadanos la responsabilidad de auditar y velar por la transparencia de la elección de magistrados a la CSJ (además de otros actores clave como el Contralor y el Fiscal General) así como la honorabilidad de los candidatos. Ello garantizará en última instancia que éstos personajes sean menos sujetos a presiones políticas y puedan ejercer independientemente su función de administrar justicia.

Éste tipo de presiones por parte de la ciudadanía deben continuar si queremos fortalecer la Democracia y el Congreso debe mostrarnos su independencia y debe tomar un liderazgo que permita superar la crisis política y establecer las bases para fortalecer nuestras instituciones en el largo plazo.

Anuncios

2 comentarios en “El Congreso ante la crisis política

  1. Saludos Aldo!
    Con gusto puedes postearlo! espero pueda contribuir a generar debate al respecto..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s