¿”Ciencia” Política en Guatemala?


Hoy tuve la oportunidad de leer un interesante artículo publicado en el NY Times (ver artículo aquí) acerca del futuro de la ciencia política; discusión surgida a raíz de un posible recorte de financiamiento estatal para la investigación académica en materia de ciencia política debido a su “falta de utilidad y aplicación” a la resolución de los problemas políticos cotidianos.

El tema se presta para una profunda autorreflexión desde lo interno de la academia y sin duda existe mucha tela que cortar. Sin embargo, considero que Guatemala y su “pseudo-academia” no se encuentra exenta de este debate y autocrítica, aunque los motivos para llevar a cabo esta discusión sean en muchos casos diametralmente opuestos.

Mi experiencia personal, me llevó a explorar la ciencia política por un interés y curiosidad que siempre he tenido por comprender la naturaleza de los fenómenos sociales, nuestras relaciones como seres humanos y como el poder y las instituciones de un país conforman distintos arreglos sociales (unos mas eficientes que otros) que permiten (o no) una mejor convivencia en sociedad.

A un año de haberme titulado como politólogo, tengo la oportunidad de poner en contexto lo aprendido y de este ejercicio nacen algunas críticas que considero oportuno dar a conocer.

Mi primera impresión después de titularme (y a lo largo de mis últimos años de estudio), fue que por equivocación obtuve una licenciatura en historia o filosofía y no en ciencia política como pensaba inicialmente. A mi forma de verlo, la principal carencia de la carrera siempre fue la inexistencia de una fuerte formación metodológica, especialmente en el uso y aplicación de métodos cuantitativos para la interpretación de los fenómenos sociales. La formación en historia y filosofía es importante, pero de nada sirve ese conocimiento si no se puede aplicar rigurosamente a la comprensión de nuestra realidad y sus problemas.

Todo esto se ve reforzado por la crónica inexistencia de datos en este país que no permiten llevar a cabo estudios serios sobre nuestros problemas y plantear propuestas concretas. Al final todo se reduce al discurso (principalmente ideológico) y nunca logramos entablar un debate honesto (he escrito extensamente sobre esto en un post anterior).

Desafortunadamente las universidades del país nunca quisieron reconocer la importancia de la investigación para la generación de nuevos conocimientos y por ende la inversión existente para ello es escasa o nula (ojo: esto también aplica a las carreras en ciencias “puras”). Esto pone en aprietos a carreras eminentemente académicas (como la ciencia política) las cuales se fundamentan en la investigación y la ausencia de formación metodológica es solo un reflejo de esta realidad.

En gran parte a ello se debe el hecho de que he orientado mis esfuerzos de aprendizaje post-universitarios hacia la economía, a la cual (a pesar de sus debilidades) admiro por su rigor metodológico y uso extensivo de métodos cuantitativos.

Paradojicamente, la crítica que hoy se hace a la ciencia política en Estados Unidos, ocurre debido a su excesiva matematización y sobre utilización de métodos cuantitativos; cuando justamente esto es, a mi criterio, de lo que adolece la ciencia política en nuestro país y creo que al final es simplemente un reflejo de lo lejos que realmente estamos de tener una academia de vanguardia.

Debo decir para terminar con un tono no tan gris, que he tenido la oportunidad de conocer a lo largo de mi formación universitaria a magníficos politólogos que han tenido la oportunidad de salir a especializarse al exterior y hoy regresan con ideas y conocimientos novedosos en materia de ciencia política. Sin embargo, estos deben ser apoyados por las instituciones académicas (con la apertura de espacios y el financiamiento de investigación) para que sus conocimientos puedan ser multiplicados y ello contribuya a lograr un debate nacional serio sobre las posibles soluciones a nuestros grandes retos futuros como sociedad.

2 comentarios en “¿”Ciencia” Política en Guatemala?

  1. interesante su comentario, lo que sucede es que los politicos que estan gobernando junto con sus asesores son personas no profesionales y en muchas ocasiones no has salido de la universidad y cuando se les plantea la nesesidad de la inversion educativa viene el resentimiento y la envidia, pero adelante y felicitaciones, cuenteme que tiene sobre Filosofia politica en GUATEMA, me gustaria un Analisis Critico sobre el mismo, buena suerte y adelante.

    Carlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s