La crisis y los ODM


Recientemente el Banco Mundial publicó su Informe sobre Seguimiento Mundial 2010 (Global Monitoring Report) el cual busca evaluar cual fue el impacto de la crisis económica sobre el alcance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en los países en vías de desarrollo.

A pesar de que la salida de la crisis aún es incierta, existen ciertos indicios que apuntan hacia el inicio de una recuperación global. Interesantemente, éstos indicios son más fuertes en los países en vías de desarrollo que en los países desarrollados.

Ello ha permitido que el impacto en los avances del cumplimiento de los ODM no se haya visto afectado de una manera tan profunda como si lo fueron en crisis pasadas.

Resulta interesante notar que los avances logrados en mejorar los indicadores sociales y la calidad de vida de una gran mayoría de la población han sido sumamente acelerados y positivos. Desafortunadamente la crisis conllevó una desaceleración de éstos avances, sin embargo no ha sido tan fuerte como esperada inicialmente.

Entre algunos de los principales aspectos positivos que permitieron mitigar el impacto de la crisis en los ODM en los países en vías de desarrollo, el Informe destaca:

  • Mejores posiciones fiscales de los países de cara a la crisis.
  • A diferencia de crisis económicas anteriores, la crisis actual se debe a factores externos y no como consecuencia de errores de políticas internas, por lo que los países cuentan con instituciones más sólidas y mejores políticas para lidiar con shocks.
  • Se mantuvieron (e incluso incrementaron) los gastos en las redes de protección social para los sectores más vulnerables de la población.
  • La comunidad internacional y los bancos multilaterales de desarrollo jugaron un importante rol en aportar líneas de crédito flexibles a los gobiernos y sector privado.

A pesar de ello, una recuperación económica débil sigue siendo una preocupación ante la posición fiscal deteriorada de los paises, dado el gasto deficitario en el que tuvieron que incurrir para sostener los programas y redes sociales. De tal manera ello no permitirá alcanzar las metas iniciales estimadas y de mantenerse así, tendrá un efecto preocupante en el largo plazo.

El panorama actual y los posibles escenarios para algunos de los principales indicadores de los ODM se muestran de la siguiente manera:

Fuente: Banco Mundial (2010)

En este caso, se considera muy importante que los países puedan implementar planes creibles (y graduales) de ajuste fiscal a mediano plazo, para garantizar la estabilidad macroeconómica y no afectar el funcionamiento de programas sociales findamentales.

Lograr ésto es como caminar sobre la cuerda floja (un equilibrio sumamente frágil)… pero por el momento no hemos salido tan mal parados de la crisis.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s