Acuerdo de Asociación con la Unión Europea


Por: Maria Olga Santiesteban, autora invitada*

El Acuerdo de asociación con la Unión Europea (ADA) comprende tres pilares: diálogo político, cooperación y comercio. En este análisis nos centraremos en el pilar comercial, y las implicaciones que conlleva para el bloque centroamericano.

Las negociaciones entre ambos bloques vienen desde hace tiempo, sin embargo fue en el año 2006 cuando se establecieron los lineamientos del ADA y ya para el 2007 se estableció la hoja de ruta.

Un elemento importante en la negociación es que la UE propuso una negociación en “bloque” y la impulsó fuertemente. Así los países de CA, se vieron en la necesidad de formar un frente negociador ante la Comisión Europea, que no fue posible mostrando la debilidad de la integración, por lo que se definió a cada país de manera rotativa para la negociación del ADA. Al final Panamá se adhirió a la negociación.

El comercio entre las regiones actualmente se encuentra regido por el SGP Plus, que ofrece acceso a 16 países durante el periodo 2009-2011. Cualquier país beneficiario debe ser considerado “vulnerable” en términos del tamaño o diversificación de sus exportaciones. Durante la negociación los países centroamericanos exigían mejores prerrogativas que las que se tenían con este acuerdo en vigencia.

Con este acuerdo alrededor de 5,500 productos cuentan con beneficios arancelarios, para poder optar al mismo se debe declarar la regla de origen, la cual establece que la suma del costo o valor de los materiales fabricados en el país más el costo directo de procesamiento debe ser por lo menos de 35% del valor total.

El ADA pretende el establecimiento de una zona de libre comercio en 10 años, entre ambas regiones permitiendo la inclusión de otra cantidad de bienes que quedaron excluidos del SGP Plus. Se beneficia casi al total de productos, y los sensibles obtuvieron un mejor trato, aunque los sectores no están completamente contentos con los resultados obtenidos por los negociadores.

De los países centroamericanos, según datos mostrados recientemente por los medios de comunicación, Costa Rica ha sido el país que mejores beneficios ha obtenido durante la negociación, lo que ha generado mayor descontento dentro de los miembros del bloque.

¿Que puede ofrecer la región centroamericana a la UE?, acceso al norte y sur del continente, así como infraestructura y conexiones, materias primas, otros recursos naturales, mano de obra especializada y de bajo costo, la oportunidad de exportar una alta cantidad de servicios (su principal sector productivo), acceso a gran cantidad de productos agrícolas sin subvenciones y otros beneficios más. Mientras la UE ofrece alta cooperación a los países, permitiendo una mayor amplitud en cuanto a los destinos de exportación, acceso a un mercado con un gran número de consumidores, alta tecnología, bienes industriales, entre otros.

La preocupación real debe ser si las empresas de cada uno de los países están preparadas para internacionalizarse, en el caso de las que no han exportado, o para ampliar su producción e ingresar al mercado europeo.

Debemos tener en cuenta que estos mercados internacionales cuentan con altos estándares de calidad, que no todas las empresas pueden cumplir, ya que requieren procesos largos y costosos para que puedan contar con ellas. Es por eso que los beneficios arancelarios se ven coartados cuando se da el proceso de evaluación de preparación de las empresas para ingresar en estos mercados.

Otro de los temas que deben ser de preocupación, es el de la propiedad intelectual. En el bloque centroamericano la economía informal se ve en constante crecimiento, por la falta de incentivos para pertenecer a la economía formal, y las exigencias que vienen a socavar la situación de las empresas.

Para aprovechar realmente el ADA, la región centroamericana debe estar consciente que tiene dos años, antes de la entrada en vigencia del Acuerdo en el año 2012, y poder preparar a las empresas en cuanto a las implicaciones del ADA en la región. Además la UE esta solicitando planes que hagan estrecha la integración y una unión aduanera con un solo pago de impuestos en aduana y un libre traspaso dentro de la región. Considero que este proceso será turbulento, ya que la región es débil en cuanto al tema de “integración” que pretende lograr la UE, en países que tienen grandes diferencias que se han sido evidentes a lo largo de la negociación.

Se deben dar pasos firmes, primero la región debe olvidar los sinsabores que se hayan tenido hasta el momento, deben definirse sectores con mayor potencial dentro de cada territorio, la administración del acuerdo, incentivos urgentes para que las empresas logren obtener certificaciones de paliación internacional, mayor producción, productos con valor agregado, competencia leal y acceso todos los miembros del sector productivo a información actualizada. Si la región quiere beneficios tangibles en el corto plazo, debe saber que significa “INTEGRACIÓN”, sólo así se lograra dar ese salto cualitativo y cuantitativo que necesita la región para el máximo aprovechamiento de los beneficios políticos, de cooperación y comerciales a los que se tiene acceso.

* La autora es licenciada en Relaciones Internacionales y cuenta con una maestría en Negocios Internacionales por la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala. Agradecemos sus aportes a este blog.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s