Metas de inflación ¿Lecciones de institucionalidad?


Hace un par de días estaba leyendo un paper que hace una interesante revisión de los esquemas de metas de inflación adoptados por Bancos Centrales en varios países en vías de desarrollo (ver papers aquí y aquí) y me generó algunas reflexiones que me pareció interesante exponer.

El esquema de metas de inflación ha sido adoptado de manera exitosa por varios Bancos Centrales a nivel latinoamericano como una forma de controlar la inflación, especialmente después de los terribles episodios de inflación extrema vividas en varios países de la región durante las décadas de los 70’s y 80’s. Para lograr su exitosa implementación, se ha requerido el fortalecimiento de la autonomía de las autoridades monetarias, así como un esfuerzo de éstos por ganarse la credibilidad de los agentes económicos en su compromiso por el cumplimiento de las metas.

Guatemala, a pesar de no haber sufrido ningún episodio de ésta naturaleza (aunque aprendiendo de las lecciones ajenas), ha adoptado un marco similar y con ello ha logrado, de manera en ocasiones imperfecta, un manejo estable y sólido de la política macroeconómica.

Con todo esto quiero llegar al principal problema que enfrenta el Estado de Guatemala en este momento: la grave falta de confianza y credibilidad en nuestras autoridades e instituciones, dada su incapacidad de responder a las necesidades de la ciudadanía.

Generalmente el fracaso de las instituciones es un proceso que toma tiempo y muchos académicos consideran que es explicado por factores estructurales en la conformación histórica de las instituciones (para un interesante y breve resumen, vea éste artículo de Edelberto Torres-Rivas).

Lejos de enfocarme en éste tipo de problemática de raíz que aparentemente es un proceso de nunca acabar, me gustaría proponer una solución en la mesa.

¿Y que pasa si adoptáramos un esquema de “metas de política” en nuestras instituciones de gobierno?

Muchas veces, los Ministerios y otras instancias del poder ejecutivo deben cumplir muchas tareas de forma simultáneas, y generalmente se termina atendiendo lo urgente, más que lo verdaderamente importante. Todo ello genera un desgaste en su capacidad de acción y una difusión de sus recursos en múltiples tareas.

Por otro lado, la definición de metas específicas podría generar instituciones que apunten a objetivos claros y concretos. (Por ejemplo, el Ministerio de Gobernación plantea como metas reducir en un X% la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes, en un período de X años).

Interesantemente, la definición de una meta de mediano o largo plazo no dice nada sobre la forma en que ésta deba ser alcanzada y justamente ahi es donde entran los partidos políticos a proponer, con base a estudios y evidencia empírica, la mejor forma en que la meta propuesta debe ser alcanzada.

La gestión de gobierno entonces se ve evaluada por la ciudadanía no en función del carisma del candidato de turno, sino de como ésta percibe que el partido en el gobierno logró o no avances hacia las metas planteadas.
En la práctica ello implicaría una efectiva fiscalización de la ciudadanía sobre los avances logrados de cada una de las carteras.

Por otro lado, ello permitiría enfocar de mejor manera los escasos recursos disponibles del gobierno en el logro de metas importantes (más que urgentes).

En todo caso, es clave que la definición de éstas metas se realice en base a un consenso amplio, sobre cuales son nuestras prioridades como sociedad en distintas áreas y que además permitan cierto grado de flexibilidad para poder adaptarse a los cambios en las prioridades sociales.

En el fondo de ésto se encuentra realmente la idea de las “políticas de Estado”, que no es nada nuevo, sin embargo considero que las metas de inflación constituyen en la práctica un interesante caso de como los objetivos de largo plazo pueden ser efectivamente implementados, mediante un proceso que fortalece la credibilidad en las instituciones.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s